Vinos de España

Vinos de España

España cuenta con casi 1.2 millones de hectáreas de viñedos, lo que la convierte en el país con la mayor extensión cultivada de viñas del mundo – más de un 15% del total mundial – aunque sólo es la tercera en cuanto a producción, por detrás de Italia y Francia. Esto se debe, en parte, a la baja densidad de los viñedos en el clima seco y suelo infértil de muchas regiones vinícolas españolas. Los españoles beben una media de 38 litros de vino al año por persona, siendo el noveno país consumidor neto de vino del mundo.

Las variedades nativas de uva española son abundantes, con más de 600 variedades nativas plantadas por todo el país, aunque aproximadamente el 80% del vino producido a nivel nacional se elabora con sólo unas 20 variedades, entre las que destancan; Tempranillo, Albariño, Garnacha, Palomino, Airén, Macabeo, Parellada, Xarel-lo, Cariñena, y Monastrell.

Algunas de las zonas vinícolas más conocidas internalcionalmente son Rioja, Ribera del Duero, famosa por su producción de Tempranillo; el Marco de Jerez, por sus vinos fortificados; Rías Baixas, por sus vinos blancos de  Albariño; Penedés, por la producción de cava; Priorat, Valdepeñas (vino) y Toro (vino).

Clasificación

Según el reglamento europeo, los vinos españoles están clasificados en dos grandes categorías que a su vez se estructuran en subcategorías, según el grado de exigencia en su proceso de elaboración:

Vinos de Calidad Producidos en Regiones Determinadas:

  • Vinos de Pago (DO de Pago): es la categoría superior que puede alcanzar un vino. En ella se incluyen los caldos de reconocido prestigio y características distintivas de un “paraje” o “sitio rural” determinado. En 2008 hay en España siete vinos acogidos a esta denominación.
  • Vinos con Denominación de Origen Calificada  (DOCa/DOQ – Denominació d’Origen Qualificada en catalán): esta categoría está reservada a los vinos que han alcanzado altas cotas de calidad durante un dilatado período.
  • Vinos con Denominación de Origen (DO): vinos de prestigio que proceden de un área de producción delimitada. Hay 65 zonas vinícolas con esta denominación
  • Vinos de Calidad con Indicación Geográfica: vinos elaborados en una región determinada con aspiración a convertirse en DO.

Vinos de Mesa (VDM)

  • Vino de la Tierra (VdlT): vinos procedentes de regiones determinadas en las que se elabora el vino siguiendo una normativa no tan exigente como la de las DO. Se incluyen aquí los vinos denominados Viñedos de España, de los que existen 43 a principios de 2008.
  • Vino de Mesa: para los vinos no incluidos en ninguna otra clasificación superior.

 

Etiquetado

Los vinos españoles se etiquetan de acuerdo con el tiempo que el vino ha estado envejeciendo. Así, el vino de menos de dos años suele llamarse vino joven o sin crianza. El año de la cosecha también puede figurar en la etiqueta, para lo cual es necesario que al menos el 85% del vino se haya producido en la cosecha de ese año. Los tres términos más comunes en la etiquetas de vinos españoles son:

  • Crianza: los vinos tintos deben tener al menos dos años, de los cuales seis meses en barrica. Los blancos y los rosados deben tener un año con seis meses en barrica.
  • Reserva: para vinos de tres años con un año en barrica. Los blancos y los rosados, dos años, con un seis meses en barrica.
  • Gran reserva: para vinos con un mínimo de cinco (tintos) o cuatro (blancos y rosados) años, con 18 meses en barrica en el caso de los tintos o seis en el caso de los blancos y los rosados.
A %d blogueros les gusta esto: